FRESÓN NEWS

7 Propósitos para el año nuevo y 2 recomendaciones para cumplirlos

Si eres de esas personas que cada comienzo de año se hacen una lista de propósitos a cumplir, pero conforme van pasando los días y semanas las buenas intenciones se van diluyendo, ¡no te preocupes! Por muy buenas intenciones que tengas, hace falta mucha fuerza de voluntad y constancia para cumplir todos los propósitos que te habías marcado. Como sabemos que no es fácil, te compartimos nuestros 7 propósitos para este año que acaba de comenzar y te damos algunos trucos para hacerte más fácil poder cumplirlos. ¡Muchas suerte!

Comer más sano. Es verdad que a veces no hay tiempo para nada y recurrimos a comer lo primero que encontramos en el frigorífico o a comprarnos alguna cosa ya cocinada, pero esto tiene que ser la excepción y no la norma. Si en nuestra rutina nos acostumbramos a incluir frutas y verduras a diario, nuestro cuerpo (¡y nuestro bolsillo!) lo agradecerá. Piensa en varios platos que te gusten y haz una lista de la compra con lo que necesitas. ¿Por qué no dedicar la tarde del domingo a preparar alguna cosa rica para la semana? Aprovecha los fines de semana para cocinar y congelar para esos días que no tengas tiempo. Llena la nevera de cosas saludables para picar entre horas: ¡unos ricos fresones apetecen en cualquier momento y te aportan un montón de vitaminas!

Descansar. Dormir un mínimo de 8 horas y levantarte fresco y descansado puede sonar a utopía con el ritmo de trabajo y el estrés que solemos llevar. Sin embargo, si revisas tu rutina de sueño, seguro que hay algunas cosas que puedes mejorar: evita las pantallas 2 horas antes de irte a la cama, que tu habitación sea un espacio libre de aparatos electrónicos que te puedan distraer, esos capítulos de series que te enganchan déjalos para los fines de semana, cena ligero y evita el alcohol… ¿a que seguro que puedes mejorar en algo?

Moverte más. Practicar algún deporte, salir a andar, apuntarte al gimnasio o a la piscina de tu barrio… la cuestión es que te levantes del sofá y te animes a moverte. Piensa qué es lo que más te gusta y qué tipo de ejercicios son los que más te convienen. Si eres de los que le cuesta, búscate esa persona aliada que tire de ti en los momentos en que te dé más pereza. Si tienes a algún amigo esperándote en el portal de casa para que vayáis juntos es más difícil que te descuelgues del plan.

Dejar de fumar. Este es uno de los propósitos clásicos de cada comienzo de año y también uno de los que más gente suele recaer. Si no te ves capaz de hacerlo tú solo, pide ayuda profesional, pero cuanto antes dejes el tabaco, mejor para ti y para todos los que te rodean.

Leer por lo menos un libro al mes. Es verdad que en el día a día no tenemos mucho tiempo libre, pero si calculas las horas que pasamos al día viendo el móvil seguro que te replantearías tu respuesta. ¿Por qué no leer un libro que te guste? Novela negra, ciencia-ficción, novela histórica, romántica, ensayo, poesía… ¡hay géneros para todos los gustos! Pásate por la biblioteca de tu ciudad o por tu librería de confianza y échale un vistazo a los libros que tienen. Pide recomendaciones a quienes trabajan allí, apúntate a un club de lectura… y busca un rato para desconectar de todo y disfrutar.

Beber más agua. Si eres de los que no llegas a los 2 litros de agua diarios que se recomiendan, este propósito va por ti. Acostúmbrate a llevar una botella rellenable contigo y a bebértela siempre antes de volver a casa. Si comes fuera, déjate los refrescos y pide agua. Come más fruta (¡los fresones son perfectos para hidratarte!) Y si necesitas ideas de bebidas refrescantes y saludables sin alcohol, te compartimos algunas de nuestras favoritas.

Sacar tiempo para ti. Piensa en algo que te guste hacer en tu tiempo libre: pintar, tejer, cantar, salir a pasear, tocar un instrumento de música, tareas de bricolaje… dedicar un rato de tu tiempo a este tipo de actividades no solo te ayuda a desconectar y a cargar pilas, ¡sino que disfrutas haciéndolo! Resérvate un día a la semana para estas actividades e intenta mantener esa rutina.

Cumplir estos propósitos todo el año no es fácil, pero lo importante es empezar. Apunta esas dos recomendaciones: créate una rutina, que tu cuerpo tenga el hábito de hacerlo y poco a poco verás cómo lo integras en tu día a día. Y la segunda e igual de importante, búscate aliados: puede ser tu pareja, tus hijos, tu vecina o un amigo, pero si os planteáis estos retos juntos seguro que es más fácil cumplirlos.

¡Mucha suerte!