FRESÓN NEWS

Frutas que ayudan contra el estreñimiento

¿Eres de los que te cuesta ir al baño? ¿Sufres de estreñimiento con frecuencia? Las frutas y verduras pueden ser tus mejores aliadas para solucionar este molesto problema, ¡te lo contamos!

El estreñimiento o tener dificultades para defecar son algunos de los problemas más frecuentes hoy en día. Su causa fruto, entre muchos factores, de una mala alimentación, pobre en grasas y nutrientes y la vida sedentaria. Ir al baño de forma regular es uno de los mejores indicadores de que nuestro organismo funciona correctamente, porque al hacer caca eliminamos todo lo que nos sobra en el cuerpo.

Además, el estreñimiento provoca hinchazón del estómago, dolores y molestias en la digestión, jaquecas o dolor de cabeza, etc. Y a la larga, puede traer complicaciones más severas.

Se considera estreñimiento a ir menos de 3 veces a la semana al baño o hacer las heces de forma dolorosa y dura. Es un problema muy común en la población adulta y, si descartas cualquier enfermedad, que estés tomando medicamentos o algunas situaciones especiales como un embarazo, puede mejorar mucho con algunas pautas. Saca papel y boli, ¡y apunta!

5 consejos para evitar el estreñimiento

Hidrátate. Bebe agua con frecuencia, no esperes a sentir sed. 2 litros de agua al día puede ser una referencia, pero recuerda que si practicas deporte, actividades al aire libre o hace mucho calor, probablemente necesites más.

Come mucha fruta y verdura. La fibra que contienen es fundamental. Las más recomendables por sus efectos laxantes son los kiwis, las ciruelas maduras, las naranjas y los frutos rojos. No tengas problemas en comer todos los arándanos, frambuesas o fresones que te apetezcan: son frutas con un índice glucémico muy bajo y llenas de beneficios para tu organismoCómete la fruta entera, no en zumos. Además, frutas como los fresones y las fresas (si no sabes la diferencia, aquí te lo contamos), las cerezas, las moras… son clave para una buena digestión y un buen tránsito intestinal. Come todos los que quieras, ¡no hay problema!

No tengas miedo a las grasas buenas. Como todo, ¡la clave está en no abusar! Pero es importante comer grasas de calidad para que nuestro organismo funcione. Aceite de oliva virgen, aceite de coco, aguacate, frutos secos… todos estos alimentos son fuentes de ácidos grasos beneficiosos que van a hidratar nuestras heces y facilitar que salgan.

Consume a diario semillas de lino o linaza trituradas. Estas semillas contienen grandes cantidades de mucílago, que es fibra soluble. Esto ayuda a arrastrar las heces y facilita su salida. Añádelas a las ensaladas, yogures o batidos, etc. También puedes dejar semillas de lino en remojo y tomarlas al día siguiente.

Muévete. Practica deporte y haz actividad física por lo menos 3 días a la semana. El cuerpo (y tu estómago)necesita moverse, ¡y tu salud lo agradecerá!

Seguro que notas mejoría con estos consejos, ¡ya nos contarás!