FRESÓN NEWS

Cómo conservar los frutos rojos más tiempo (y que no se estropeen)

Las frutas y verduras son algunos de los alimentos que más rápido perecen, sobre todo en cuanto suben las temperaturas. Y si hablamos de unos alimentos tan delicados como los frutos rojos y los fresones, ¡hay que tener mucho más cuidado! Sin embargo, si sabes cómo conservarlos de forma adecuada, los frutos rojos pueden aguantar en perfecto estado en la nevera o en el congelador más tiempo.

Es fundamental mantenerse bien hidratado con las altas temperaturas, por eso te damos las claves necesarias para que las tengas en cuenta la próxima vez y puedas disfrutarlos con todo su sabor.

¿Cómo conservar en la nevera los frutos rojos?

Fresas y fresones. Rojas y brillantes, son frutas muy delicadas, por lo que te aconsejamos que las guardes en la nevera en un recipiente donde no se puedan aplastar, siempre manteniendo el pedúnculo (el tallo y las hojitas verdes que las coronan). No las guardes en una bolsa de plástico cerrada porque pueden generar moho. Y si ves que hay alguna más madura o con algún golpe, corta la parte estropeada y sepárala del resto. Lava solo aquellas que vayas a consumir al momento y siempre con agua fría.

Arándanos. Su punto de maduración óptimo es cuando tienen un color azul mate, sin arrugas. Debemos conservarlos como los anteriores, siempre en la nevera, secos y evitando que se puedan aplastar o estar en contacto con otros alimentos.

Moras y frambuesas. Su conservación es similar a la de las fresas. Lo mejor es mantenerlas en la nevera dentro de un recipiente donde no se puedan chafar o aplastar. Si hay alguna estropeada, le puedes quitar el trozo en mal estado, pero recuerda que esas son las que debes consumir en primer lugar.

Las moras deben ser oscuras y brillantes y las frambuesas de color rojo, sin zonas amarronadas. En su punto de maduración óptimo podemos apretarlas un poco y no se desharán. Hay que tener mucho cuidado porque si las guardamos con humedad fácilmente puede salir moho.

Si te gustan los frutos rojos y los fresones, nuestro consejo es que aproveches la tienda online de Fresón de Palos. ¡Te enviamos los mejores arándanos o fresones para que los disfrutes!

Otras formas de conservación

Otro aspecto a tener en cuenta es que tanto los frutos rojos como las fresas y fresones se pueden congelar. Si tienes mucha fruta madura y ves que no la vas a consumir a corto plazo, puede ser una estupenda opción para evitar el desperdicio alimentario. Siempre en bolsas independientes (a nosotros nos encantan las transparentes con cierre zip), pueden aguantar en el congelador hasta 11 meses sin perder sus propiedades ni ver afectado su sabor.

Además, congelados los frutos rojos y los fresones son el ingrediente perfecto para preparar diferentes recetas de batidos y bebidas refrescantes en verano. Si están muy maduros, también puedes chafarlos y hacer un puré con ellos antes de congelarlos. Y si buscas ideas diferentes, ¡apunta nuestras recetas de bebidas refrescantes y sin alcohol para este verano!

También puedes aprovechar los frutos rojos y los fresones más maduros o a punto de estropearse para hacer mermeladas, un batido o alguna salsa. No es difícil y estarás aprovechando todos los beneficios de estos alimentos, ¡aparte de darle un sabor diferente a tus platos!