FRESÓN NEWS

Frutos rojos y salud bucodental

El cuidado de nuestra boca y de la salud bucodental es fundamental para evitar posibles caries, infecciones o problemas mayores. Si has tenido algún problema dental sabrás lo molesto y doloroso que puede llegar a ser.

Aparte de mantener una higiene dental adecuada, cepillándonos los dientes después de cada comida, utilizando hilo dental o colutorios y visitando al dentista por lo menos una vez al año, hay algunos alimentos que pueden ser beneficiosos para el cuidado de nuestra salud bucodental.

¿Son buenas las fresas para el cuidado de los dientes?

Como ya te contamos en este post, las fresas y los fresones son alimentos con un bajo índice glucémico y con una alta cantidad de antioxidantes, minerales y vitaminas. Por eso es muy recomendable incluirlas en tu dieta de forma habitual, junto con otros frutos rojos.

Las fresas y fresones concretamente, contienen xilitol, un polialcohol que mantiene a raya la caries, al no ser digerible por las bacterias que provocan este problema dental. El xilitol es un compuesto que se utiliza como edulcorante en numerosos productos (¡fíjate la próxima vez que compres un paquete de chicles!). En el caso de las fresas, fortalece el esmalte dental, evitando la desmineralización de los dientes por el desgaste que supone que el pH de la boca disminuya.

Las fresas también son muy ricas en calcio, fósforo y magnesio, minerales fundamentales para nuestra dentadura, así que consumirlas frecuentemente es una manera de garantizar un buen aporte de estos minerales. También contienen potasio, ácido fólico y fibra, por lo que son muy recomendadas para las mujeres embarazadas, que deben cuidar especialmente sus dientes.

Sin embargo, no hay que olvidar que una correcta higiene dental es fundamental para mantener una boca sana. Un cepillado de dientes hará que las pequeñas pepitas de fresas y fresones no se queden incrustadas entre tus dientes y puedan ocasionar alguna molestia.

 

Los aliados de la salud bucodental

En general, tenemos que evitar alimentos dulces y procesados y aumentar la ingesta de frutas y verduras crudas. Pero ojo, aquí los expertos recomiendan mejor frutas con bajo índice glucémico como los frutos rojos, y evitar los zumos de frutas, por muy naturales que sean, porque al perder la fibra, van cargados de azúcar y alteran el Ph de nuestra boca.

Aunque las frutas contienen fructosa, al morderlas limpiamos parte de los dientes, por lo que siempre será mejor consumirlas crudas y enteras. Aparte, es recomendable consumir verduras, hortalizas y lácteos, por su aporte en antioxidantes, vitaminas, ácido fólico y calcio, fundamentales para el desarrollo de los dientes y para prevenir enfermedades. También se recomiendan el pescado y el marisco por el aporte de flúor que nos dan.

No obstante, recuerda que además de cuidar nuestra alimentación, lo importante para mantener una buena higiene bucodental es cepillarnos los dientes después de las comidas y acudir al dentista para una revisión de forma periódica.