PREPARA LOS INGREDIENTES

NOSOTROS PONEMOS LAS RECETAS

Tarta de queso estilo New York con frambuesas

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 80 minutos
NÚMERO DE RACIONES: 6 - 8 raciones
DIFICULTAD:

INGREDIENTES

300 gramos de galletas de avena
70 gramos de mantequilla
6 huevos
600 gramos de crema de queso
500 gramos de nata líquida 35% MG
3 cucharadas soperas de harina
200 gramos de azúcar
1 yogur estilo griego
200 gramos de frambuesas

PREPARACIÓN

  1. Derrite la mantequilla poniéndola en un cazo a fuego lento, o usando el microondas a la temperatura mas baja durante 2 minutos.
  2. Tritura las galletas hasta conseguir una consistencia homogénea. Puedes ayudarte de una trituradora de cocina, o machacarlas de manera manual con un mortero.
  3. Mezcla las galletas con la mantequilla derretida. Obtendrás una masa para repartir sobre el fondo del molde, haciendo la base de la tarta. Aplasta bien la masa para compactarla, ayudándote de una cuchara grande o con los dedos.
  4. Precalienta el horno a 150ºC mientras comienzas a elaborar el resto de la tarta de queso estilo New York.
  5. Para la masa principal de la tarta, comienza batiendo los huevos junto con el azúcar hasta lograr una mezcla espumosa.
  6. Añade a esta mezcla el queso en crema y sigue batiendo.
  7. Incorpora poco a poco el resto de ingredientes sin parar de batir. Primero la nata líquida, para seguir con el yogur griego, y por último las 3 cucharadas de harina de repostería previamente tamizadas.
  8. Bate hasta lograr una mezcla homogénea sin ningún grumo.
  9. Vierte la mezcla sobre el molde con la base de galletas. Añade a la masa algunas frambuesas enteras o troceadas, para que se queden en el interior de la tarta. Si las colocas sobre la superficie, la fruta se introducirá en la masa cayendo por su propio peso.
  10. Cubre la tarta con papel de aluminio para que no se queme la superficie en el horno.
  11. Introduce el molde con la tarta en el horno previamente calentado, manteniendo una temperatura de 180ºC con calor arriba y abajo. Deja hornear durante 60 minutos o hasta que la tarta esté totalmente hecha.
  12. Deja enfriar en el interior del horno con la puerta ligeramente abierta.
  13. Cuando la tarta se haya atemperado, lleva al frigorífico y reserva para el día siguiente.
  14. Desmolda cuando la tarta esté bien fría para evitar que se rompa o aparezcan grietas.
  15. Presenta la tarta con algunas frambuesas en la parte superior, degustándola bien fría.

¿Cuál es el origen de la cheesecake estilo New York?

La cheesecake estilo New York es una versión de la tarta de queso europea que llegó a América con los primeros colonos, adaptando la receta con la adición del queso cremoso llamado PhiladelphiaCream que se creó en Estados Unidos a principios del siglo XX.

Fue en las cafeterías de Nueva York dónde se comenzó a elaborar este delicioso pastel, que tuvo muy buena acogida entre los neoyorkinos. En otras ciudades del país se llevaron a cabo otras recetas similares, como la tarta con crema agria de Chicago, o la tarta típica de St Louis con doble cantidad de crema de queso.

Debido a la prospección que tiene la ciudad de Nueva York hacia el resto del mundo, su tarta de queso ha sido la que ha llegado a más países, gracias a su receta fácil de reproducir y con una textura y sabor únicos.

Acompañando el sabor dulce de la New York cheesecake con el toque ácido de las frambuesas, logramos el equilibro perfecto para este pastel tan delicioso. ¡Pruébalo y verás qué cambio!