PREPARA LOS INGREDIENTES

NOSOTROS PONEMOS LAS RECETAS

Salsa de arándanos y naranja para carnes

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 30 minutos
NÚMERO DE RACIONES: 4 - 6
DIFICULTAD:

INGREDIENTES

200 gramos de arándanos
200 ml de agua
2 naranjas medianas
3 cucharadas de miel natural

PREPARACIÓN

  1. El truco para que esta salsa de arándanos y naranja fusione el sabor de ambas frutas es comenzar lavando las naranjas para rallar su piel.
  2. Pela las naranjas quedándote solo con los gajos, para cortarlos después en trozos pequeños del tamaño de los arándanos.
  3. Lava los arándanos y ponlos junto con el agua y los trozos de naranja en un cazo.
  4. Pon a calentar a fuego medio hasta que rompa a hervir.
  5. En este punto, añade la miel y la ralladura de naranja. Remueve constantemente para que la fruta no se pegue en el fondo.
  6. Mantén el fuego medio durante al menos 20 minutos hasta que se reduzca. Con el calor notarás que los arándanos y los trozos de naranja se van deshaciendo y mezclando entre ellos.
  7. Cuando la salsa adquiera una consistencia espesa, retira del fuego y deja reposar unos minutos.
  8. Una opción para que los trozos de fruta no se noten tan grandes, es triturar la salsa con la batidora, obteniendo una consistencia más fina y homogénea. Este paso es opcional.
  9. Reserva la salsa y sirve fría junto con tus platos de carne favoritos. La salsa de arándanos y naranja le dará un sabor dulce con un toque ácido exquisito a cualquiera elaboración sencilla.

¿Qué otros platos se pueden acompañar con salsa de arándanos?

La salsa de arándanos y naranja tiene un sabor tan potente que combina a la perfección con todo tipo de carnes. Incluso con aquellas carnes más sabrosas, la mezcla de ambas elaboraciones quedará totalmente equilibrada.

Gracias a su toque dulzón, esta salsa es perfecta para acompañar carne blanca de ave como el pollo o el pavo. Es ideal para la carne de conejo, también para aves de caza como la perdiz o la codorniz.

En Estados Unidos es una salsa que nunca falta para tomar con el pavo en la celebración de Acción de Gracias. En Europa es más frecuente consumirla con carne de cerdo, de res, e incluso con corzo o venado.

Los frutos rojos son ingredientes que ofrecen múltiples opciones en repostería y para cocinar platos de carne, aves y pescados. Servida en caliente es un complemento exquisito para los asados, mientras que en frío aporta un toque refrescante para ensaladas y carnes en conserva.

Prueba a hacer tu receta casera de arándanos y naranja para acompañar todo tipo de platos, disfrutando de la fruta de temporada de una forma mucho más original. Eleva a la máxima categoría los platos más sencillos con una salsa que apenas te tomará tiempo y esfuerzo en su elaboración. ¡Te encantará!