PREPARA LOS INGREDIENTES

NOSOTROS PONEMOS LAS RECETAS

Receta sencilla de crepes de chocolate y fresas

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 25 minutos
NÚMERO DE RACIONES: 6-8
DIFICULTAD:

INGREDIENTES

• 100 gramos de harina de repostería
• 3 huevos medianos
• 200 mililitros de leche entera
• mantequilla para cocinar
• 80 gramos de fresa
• 60 gramos de crema de chocolate

PREPARACIÓN

  1. Para hacer esta receta rápida y sencilla de crepes de chocolate y fresas, comienza mezclando los ingredientes para la masa.
  2. En un bol, pon los huevos y bate con la ayuda de unas varillas manuales o eléctricas.
  3. A continuación añade la leche a temperatura ambiente, y la harina tamizada.
  4. Mezcla con las varillas hasta lograr una masa de textura líquida y sin grumos.
  5. Pon a calentar una sartén con fondo antiadherente. Añade una cucharadita de mantequilla para engrasarla.
  6. Cuando alcance una temperatura elevada, añade un cazo de la mezcla, cubriendo el fondo de la sartén con una fina capa.
  7. Deja que se cocine el crepe, controlando la temperatura para que no se queme.
  8. Dale la vuelta para cocinar por el otro lado, calentando aproximadamente dos minutos por cada cara del crepe.
  9. Retira de la sartén y reserva cubriéndolo con un plato para conservar el calor.
  10. Repite este procedimiento hasta consumir toda la masa. Con esta cantidad, y según el tamaño de la sartén, obtendrás alrededor de 6 a 8 crepes de grosor fino.
  11. Una vez terminados los crepes, y aprovechando que aún están calientes, añade un par de cucharadas de crema de chocolate y extiéndela por una de las caras.
  12. Corta fresas en finas láminas, y colócalas sobre el chocolate, cubriendo la mitad del crepe.
  13. Dobla por la mitad dejando el chocolate y las fresas en el interior del crepe, y sirve un par de crepes a cada comensal para tomar directamente.

Rellenos para crepes dulces y salados

La mezcla de chocolate y fresas es la favorita a la hora de hacer unos deliciosos crepes al estilo francés. Tan solo con untar un poco de crema de chocolate y añadir una fresas naturales, puedes hacer un desayuno o merienda de lo más sencillo y delicioso.

Pero esta no es la única opción de receta de crepes para hacer en casa. Si quieres variar el sabor de tus crepes, anímate a combinar otros sabores dulces que están deliciosos.

En lugar de crema de cacao, prueba a poner otros rellenos como nata, dulce de leche o mermelada. Un toque de miel le dará un sabor dulce perfecto, e incluso también puedes poner compota de fruta, crema pastelera o yogurt natural.

Haz más interesantes tus crepes añadiendo fruta fresca de temporada. Las frambuesas, moras, arándanos, cerezas, melocotones, o frutas tropicales como el mango, piña o kiwi, le darán un sabor sorprendente. ¿Quieres una mezcla más dulce? Prueba con poner unas rodajas de plátano o de higo fresco.

Además de ingredientes dulces, la masa de crepes va fenomenal con ingredientes salados, ya que tiene un sabor muy neutro. Prueba rellenar tus cremes con queso crema, requesón, o un queso fácil de fundir, junto con jamón serrano, jamón cocido, pollo asado, y tus verduras braseadas favoritas.

Son miles las posibilidades de rellenos que puedes conseguir a través de esa receta sencilla de crepes. Empieza por el más fácil, con chocolate y fresas, para después dejar volar tu imaginación aprovechando el sabor de los alimentos de temporada.