PREPARA LOS INGREDIENTES

NOSOTROS PONEMOS LAS RECETAS

Pannacotta de Frambuesa

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 10 minutos
NÚMERO DE RACIONES: 4
DIFICULTAD:

INGREDIENTES

· 200 ml de nata líquida.
· 250 gr de Frambuesa de Palos.
· 3 gr de gelatina en láminas (unas 12 láminas).
· 10 ml de zumo de limón.
· 70 gr de azúcar.
· 1 onza de chocolate negro.

PREPARACIÓN

1. La pannacotta de frambuesa consiste en dos elaboraciones: el coulís (salsa de frutos rojos con textura de jarabe) y la pannacotta en sí. Por ello, lo primero que
debes hacer es pesar y distribuir los ingredientes de cada una, pues ambas comparten el azúcar y la Frambuesa de Palos.
2. Para el coulís necesitas 110 gramos de Frambuesa de Palos, el zumo de limón y 30 gramos de azúcar. Introduce estos ingredientes en un cazo y calienta a fuego
suave unos 10 minutos. Pasado este tiempo debes deshacer las frambuesas con ayuda de un tenedor y mezclar bien hasta obtener una masa homogénea. Reserva.
3. Al mismo tiempo que preparamos el jarabe de Frambuesa de Palos, remojamos en agua fría las láminas de gelatina durante 10 minutos.
4. En otro cazo a fuego lento calentamos el resto de la fruta, el azúcar y la nata líquida. Al comenzar a hervir retiramos del fuego e incorporamos la gelatina
hidratada. Remueve para que todos los ingredientes queden completamente ligados.
5. Vierte la masa en un colador y rellena con ella cuatro recipientes individuales. Deja que se enfríen ligeramente antes de meterlos en la nevera para que reposen
un par de horas.
6. En este punto puedes desmoldar o no la pannacotta de frambuesa. Sea como sea, antes de servirla vierte por encima el coulís y decora al gusto con más frutilla y algunas virutas de chocolate negro.

Cómo preparar la mermelada para la pannacotta de frambuesa

Una de las variedades más socorridas para elaborar esta pannacotta de frambuesa es sustituir el coulís por mermelada. Sí, el sabor será prácticamente el mismo
pero la textura será un poco más espesa. Depende de tus gustos decantarte por una u otra.
Si prefieres la mermelada en los postres italianos, bastará con que cocines a fuego lento las frambuesas con azúcar y zumo de limón hasta que se deshagan (más o menos 1 hora). A continuación, pásalas por la batidora y deja que la mermelada se enfríe antes de emplearla en las recetas de frambuesas.

Acompañamiento de la pannacotta

Esta delicia es uno de los postres italianos con más calorías que encontrarás. Sin embargo, al tratarse de porciones bastante pequeñas, se convierte en la manera
perfecta de poner final a un almuerzo o cena. Dada la combinación de sabores que ofrece la pannacotta de frambuesa por sí sola, no es necesario acompañarla con ningún extra. Eso sí, si quieres añadir algo más, la nata montada le va perfecta.

Postres italianos sencillos

Cuando te pongas manos a la obra con esta pannacotta de frambuesa te sorprenderá lo rápido y sencillo que es su elaboración. ¡Prácticamente se hace sola! Quizá por eso sea una de las recetas con frambuesas que más versiones contempla en repostería. En nuestro caso apostamos por darle un toque bastante suave con chocolate negro.