PREPARA LOS INGREDIENTES

NOSOTROS PONEMOS LAS RECETAS

Gominolas de Fresas Naturales

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 45 minutos
NÚMERO DE RACIONES: 10
DIFICULTAD:

INGREDIENTES

• 300 g de fresas naturales
• 200 ml de agua
• 150 g de azúcar
• 8 g de agar-agar en polvo

PREPARACIÓN

  1. Empieza a preparar tus gominolas de fresa naturales lavando y retirando el rabito de las fresas.
  2. Corta la fruta en trozos pequeños, y tritúrala ayudándote de un tenedor o de un robot de cocina hasta obtener una pasta fina y homogénea.
  3. Pon a hervir el agua en un cazo, añadiendo el agar-agar en polvo cuando comience la ebullición. Mantén el agua a fuego bajo, sin parar de remover mientras hierve, dejándolo alrededor de 2 minutos.
  4. En un recipiente aparte, mezcla la fruta con el azúcar. En lugar de azúcar, puedes añadir un poco de edulcorante, ajustando la cantidad a tu gusto.
  5. Retira el agua con agar-agar del fuego, y mézclalo en el mismo cazo con la pasta de fruta ya endulzada.
  6. Ponlo de nuevo en el fuego, y remueve bien para que se integre todo durante 2 minutos más.
  7. Reparte la mezcla aún caliente en un molde plano. Puedes utilizar una cubitera como molde, o bien un molde de bizcocho rectangular para después cortar las gominolas en pequeños dados.
  8. Deja enfriar la mezcla a temperatura ambiente durante al menos 1 hora, o hasta que notes que ha cuajado y las golosinas se han solidificado.
  9. Retíralas del molde y espolvoréalas con un poco de azúcar glass si lo deseas. Si has usado un molde grande, corta la plancha que se ha formado, dándoles a tus golosinas la forma y el tamaño deseado.
  10. Ya están listas para disfrutar una a una, con un sabor delicioso a fruta natural que encantará a grandes y pequeños.

Trucos para que los niños tomen fruta

Preparar unas gominolas de fresa naturales en casa no es la única opción para que los peques se animen a tomar fruta. Hay niños a los que les cuesta bastante incluir este tipo de alimentos en su dieta. Pero gracias a la gran variedad de frutas que hay en el mercado, y las muchas formas de prepararlas y presentarlas, siempre tendremos una alternativa saludable para presentar a nuestros hijos.

¿A tus niños también les cuesta tomar la fruta en el postre o en el desayuno? Sigue estos consejos para que coman fruta de buen agrado:

  • Prueba con diferentes frutas hasta encontrar las que más le gusten a tus hijos. Puede que haya alguna que no sea su favorita, pero con todos los sabores y texturas diferentes que presentan las frutas, seguro que hay alguna que le acaba convenciendo.
  • Sé creativo a la hora de preparar la fruta. Si no basta con darle una pieza entera o cortada, prepara la fruta en macedonia, con yogur, en forma de brochetas, o con una presentación en el plato mucho más atractiva.
  • Recurre a los smoothies caseros usando fruta fresca y entera. De esta forma se aprovechan mejor los nutrientes, sin necesidad de recurrir a bebidas azucaradas menos saludables para la merienda.
  • Utiliza la fruta en repostería. Cuando son piezas maduras son excelentes sustitutivos del azúcar, y dan un sabor extraordinario a tus bizcochos, tartas y magdalenas.

Además de estas técnicas para que los niños tomen frutas, puedes ofrecerles una alternativa a las chucherías industriales haciendo tus propias gominolas de fresa en casa. Un dulce mucho más saludable e igualmente rico, que encantará a tus hijos y del cuál tú también acabarás picando.