PREPARA LOS INGREDIENTES

NOSOTROS PONEMOS LAS RECETAS

Bombones helados de fresa y yogur

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 20 minutos
NÚMERO DE RACIONES: 4
DIFICULTAD:

INGREDIENTES

2 yogures naturales
4 cucharaditas de miel o endulzante
10 fresas

PREPARACIÓN

  1. Comenzamos nuestros bombones helados de fresa lavando bien la fruta y cortándola en trozos bien pequeños.
  2. Por otro lado, ponemos los yogures en un bol, batiendo para lograr una textura cremosa.
  3. Añadimos la miel o cualquier endulzante, removiendo con el yogur para integrarlo de manera homogénea.
  4. En último lugar, añadimos las fresas troceadas, y mezclamos bien.
  5. Rellenamos la heladera con la mezcla del yogur y las fresas, añadiendo el palillo para poder tomarlo después como si fuera un polo. Si no tienes heladeras en casa, puedes rellenar unas cubiteras con la mezcla del yogur, poniendo un trozo de fresa en el centro para hacer pequeños bombones.
  6. Ponemos en el congelador durante toda la noche, hasta que la mezcla está bien congelada.
  7. Sacamos del molde, y degustamos bien frío.

Elaboración de yogur casero

Hacer helado de yogur en casa es quizás la elaboración más fácil y rápida. Sin embargo, hay quién prefiere añadir un toque extra de dificultad, haciendo su propio yogur casero, mucho más saludable y satisfactorio cuando compruebas lo cremoso y delicioso que queda.

Puedes hacer en casa yogur para consumo propio, o como base de algunas de tus preparaciones, tan solo fermentando la leche y manteniéndolo en el frigorífico hasta 7 días. Para hacerlo vas a necesitar los siguientes ingredientes:

  • 1 litro de leche fresca
  • 1 yogur natural con microorganismos vivos

Pon la leche fresca con el yogur en una olla al fuego, calentando a temperatura controlada hasta llegar a 45ºC. Mide la temperatura usando un termómetro de cocina, sin parar de remover la mezcla para favorecer la fermentación de la leche.

Una vez activado el fermento, llega el momento de mantener la temperatura y esperar a que cuaje la leche para hacer el yogur. Este proceso dura entre 8 y 10 horas, y precisa de una temperatura estable.

Lo más fácil es usar una yogurtera, pero también se puede hacer de manera casera usando una olla a presión. Pon la leche con el fermento en vasitos individuales. Calienta la olla exprés poniéndola al fuego con un poco de agua en su interior. Con la olla previamente calentada, la retiramos del fuego, la vaciamos y colocamos en su interior los vasitos con la leche, comprobando que la temperatura de la olla es de unos 46ºC como máximo con la ayuda del termómetro de cocina.

Es importante que la temperatura no sea superior a 46ºC para no desactivar el fermento del yogur. Cierra la tapa de la olla y cubre con una manta dejando fermentar el yogur en su interior mientras la temperatura de la olla va bajando lentamente.

Después de unos 8 a 10 horas de fermentación, puedes abrir la olla y poner los yogures preparados en la nevera directamente. Ya estarán listos para consumir, añadiéndoles tus toppings favoritos, o usando este yogur fresco para hacer tus bombones helados de fresa y yogur.