Cultivo

Una vez que las plantas están en el momento óptimo, se trasladan a Palos de la Frontera y se replantan en un entorno privilegiado, un enclave dominado por el Parque Nacional de Doñana y rodeado por la campiña, las marismas y la costa del Océano Atlántico. En este paraíso natural, Fresón de Palos cultiva más de 1.200 Has. de tierras arenosas, situadas sobre calizas terrosas; unas condiciones geológicas que, unidas a un suave clima y a un agua de excelente calidad para el regadío, constituyen las características idóneas para el crecimiento de un fresón de un tamaño, textura, color y sabor inigualables.

Durante todo el proceso de cultivo y, hasta el momento de la recolección, los agricultores cuentan con el asesoramiento y el meticuloso control de un completo Departamento Técnico que, además de contar con un experto equipo de profesionales, dispone de las más avanzadas herramientas tecnológicas.

"Un entorno natural y único"

CERRAR
CERRAR