Conservación Frigorífica

El fresón es una fruta extremadamente sensible a la temperatura y necesita frío permanente para la conservación de su aspecto y de sus propiedades nutritivas. Desde el mismo momento en que la fruta es recepcionada en las instalaciones de Fresón de Palos, es sometida a un controlado proceso de enfriamiento que comienza en los túneles de preenfriado rápido. Una vez que las barquetas, cajas y palets han sido marcados y codificados para su identificación y control logístico, vuelven a refrigerarse hasta alcanzar la temperatura óptima de carga para poder ser transportados a su destino.