FRESÓN NEWS

7 increíbles beneficios del melocotón

Una fruta de piel aterciopelada y sabor suave, el melocotón tiene infinidad de beneficios. Lleno de vitaminas, calcio, potasio, magnesio, hierro y bajo en calorías, el melocotón debería ser un básico en nuestra dieta por estos motivos y por los que ponemos a continuación:

1.     Los melocotones están llenos de antioxidantes: contienen ácido clorogénico (que se encuentra también en el café) y ayuda a proteger al cuerpo de los efectos nocivos de diversas enfermedades.

2.      Ayudan a prevenir la hipocalemia: la hipocalemia es un trastorno que se produce cuando el nivel de potasio en la sangre es bajo. Como los melocotones son ricos en potasio, su consumo ayuda a prevenir este trastorno.

3.      Los melocotones ayudan a mantener una piel saludable: esto es gracias a la presencia de una buena cantidad de vitamina C, y también ejercen efectos protectores sobre la piel contra la radiación ultravioleta. Además, los melocotones están muy presentes en la industria cosmética, sobre todo en cremas para la piel, porque su extracto ayuda a hidratar y revitalizar la piel.

4.      Son buenos para la vista: los melocotones son ricos en betacaroteno, que juega un papel importante en el mantenimiento de una vista sana y la prevención de diversas enfermedades oculares, como la ceguera.

5.      Regulan la digestión: al contener mucha fibra y ser alcalinos, previenen problemas digestivos y eliminan toxinas.

6.      Aumentan la inmunidad: los melocotones son ricos en ácido ascórbico y zinc, que ayudan a mantener un sistema inmunológico saludable. El zinc y la vitamina C favorecen a una eficaz cicatrización de heridas, y sus antioxidantes ayudan a combatir infecciones.

7.   Fortalecen los dientes, los huesos y reparan los tejidos corporales gracias al fósforo y al calcio. También ayudan en la prevención de diversas enfermedades óseas como la descalcificación, que puede conducir a la osteoporosis. Comer melocotones promueve la remineralización de los huesos, y mantiene su rigidez. Gracias a su contenido de vitamina C fortalecen los huesos de la mandíbula y las encías, lo que ayuda a mantener los dientes intactos.